RESILIENCIA

La vida nos presenta constantemente a retos y situaciones adversas que pueden salirse de nuestro control, existe una habilidad para salir de todo esto y se encuentra en nuestra mente, la resiliencia.

La resiliencia es la capacidad de los seres vivos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas. Actualmente, la resiliencia se aborda desde la psicología positiva, la cual se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos, y no en sus debilidades y patologías, como lo hace la psicología tradicional. Implica reestructurar nuestros recursos psicológicos en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado vivir, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo su potencial.

Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles. Y no se trata de una simple disquisición terminológica, sino de una manera diferente y más optimista de ver el mundo ya que son conscientes de que después de la tormenta llega la calma.

Características de una persona resiliente:

  1. Autoconocimiento y creatividad: Una persona resiliente sabe hasta dónde puede llegar y cual es su potencial, se concentra en solo aquello que puede lograr, normalmente puede ver mucho más allá de lo que pasa a simple vista.

  2. Confianza en sus habilidades: Estas personas creen plenamente en lo que saben y no dejan de buscar conocimiento para crecer siempre.

  3. No existen problemas sino oportunidades: Toda situación adversa es vista como un nuevo comienzo.

  4. Practican el mindfulness o conciencia plena. Aún sin ser conscientes de esta práctica milenaria, las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y de tienen una gran capacidad de aceptación.

  5. Se rodean de personas que tienen una actitud positiva.

  6. Buscan la ayuda de los demás y el apoyo social.